La pensión alimenticia

Facultad que tienen los hijos, para este efecto también llamados “alimentarios”, de exigir se les proporcionen los medios adecuados para subsistir de acuerdo no solo a su posición social, sino también la educación, la vestimenta, la salud, la vivienda, la recreación necesaria.

Es importante considerar que no es sólo el padre o la madre quien proporciona la pensión, sino que son ambos los que deben contribuir a los gastos de sus hijos, siempre teniendo en cuenta las capacidades económicas.

Se determina a través de una mediación (instancia obligatoria en materia de alimentos, previa a la posibilidad de un juicio) o por un procedimiento judicial. Si la mediación no ha sido exitosa, se tendrá que iniciar una demanda de alimentos y nuestro nosotros te podremos ayudar en ello.

Recuerda que, durante la primera actuación judicial, el juez fijará el monto de dinero (alimentos provisorios) que el demandado deberá pagar para los hijos menores de edad mientras se tramita el juicio de alimentos y hasta que se dicte sentencia definitiva.

Para realizar el cálculo de la pensión de alimentos, según se observa en la ley, hay que saber que existe un mínimo y un máximo que puede ser pagado por el alimentante al alimentario. Considerar el hecho de que si el demandado tiene un hijo o más: a) Si tiene un hijo: el monto mínimo que por ley debe pagar por pensión de alimentos corresponde a un 40% de un ingreso mínimo remuneracional. b) Si tiene dos o más hijos: el monto mínimo que por ley debe pagar por concepto de pensión de alimentos corresponde a un 30% de un ingreso mínimo remuneracional por hijo. En ambos casos, la pensión de alimentos no podrá exceder el 50% del ingreso del demandado. Otro aspecto sobre el porcentaje de pensión alimenticia, es que, si bien la ley establece estos montos mínimos y máximos de pensión de alimentos, hay ocasiones en que se fijan montos por debajo del mínimo, esto se debe a que hay una comprobación real que el demandado no es capaz de cumplir con el mínimo, ya sea por su precaria situación financiera, o cuando a través de una conciliación las partes acuerdan que se fije un monto menor al que por ley se debiera pagar.

Si tienes la duda de quién puede demandar de pensión de alimentos, la ley es clara al establecer que El cónyuge (mujer o el marido), los descendientes (hijos, los nietos y en general todos los descendientes en la línea recta), los ascendientes, (padres, abuelos, bisabuelos, etc.), los hermanos, y aquél que hubiera hecho al eventual alimentante una donación cuantiosa.

La pensión de alimentos se deberá pagar hasta que el hijo o hija cumpla 21 años, esto se conoce como alimentos menores y no tiene nada que ver con que se cumpla la mayoría de edad, vale decir los 18 años, Acá ocurre un hecho diferente ya no es el padre o la madre quien representa al menor, sino que es el propio hijo o hija quien debe recurrir personalmente a la mediación, y si esta no es fructífera, debe iniciar una demanda por pensión alimenticia. Recordar también que, si el hijo o hija se encuentra estudiando una profesión u oficio, el pago del derecho puede extenderse hasta los 28 años.

Si quien debe pagar se niega a lo que ordena el tribunal o no lo ha hecho dentro del plazo que se ha fijado por las partes para su pago mensual, se deduce que hay un incumplimiento en el pago de la pensión de alimentos.

Como se mencionó anteriormente las pensiones de alimentos son fijadas en dinero, monto que debe ser depositado en una libreta de ahorro a la vista que el tribunal ordena a abrir en el BancoEstado a nombre del beneficiario (o su representante si el beneficiario es menor de edad). Para terminar con el incumplimiento de la pensión de alimentos, la persona que tiene a su nombre la libreta de ahorro, debe actualizarla en los cajeros dispuestos para esto por dicho banco y fotocopiar toda la libreta, desde el principio al final y solicitar la liquidación y/o cobranza de ésta. Es necesario: a) liquidar la deuda a través de una solicitud mediante el usuario que otorga el Registro Civil e identificación. b) Dicha solicitud debe hacerse idealmente a través de un abogado, sin embargo, no es estrictamente necesario. c)  Posteriormente el Tribunal señalará el monto y ordenará su notificación a la persona que corresponde. Una vez hecha la liquidación, el tribunal enviará una notificación de la liquidación practicada a quien está incumpliendo para que haga valer sus derechos, esto es, para que diga si es cierto que ha incumplido o no con la pensión, dándosele la posibilidad de objetar en un plazo de 3 días, contados desde que tomó conocimiento de la liquidación y esto ocurrirá cuando le llegue la notificación a su domicilio.

Cuando la pensión alimenticia se encuentra impaga (posterior a la liquidación y su notificación al deudor) se inicia por defecto un juicio ejecutivo para cobrar las pensiones que se adeudan. Además, el tribunal establece ciertas medidas de apremio como por ejemplo la retención del sueldo, retención de impuestos, el arresto nocturno o la suspensión de la licencia de conducir y hoy el retiro del 10% de AFP. Todo para influir que el pago de la pensión se normalice.

Siempre se podrá pedir un aumento, rebaja y cese de la pensión de alimentos, puesto que éstas son esencialmente modificables. En cualquier momento y siempre que haya un cambio de circunstancias en relación al momento en que se fijó la pensión de alimentos, se puede pedir un aumento por parte del alimentario o una rebaja o cese por parte del alimentante.  Para poder presentar una demanda sobre aumento, rebaja o cese de pensión de alimentos, quien tiene interés en demandar, debe acudir al Tribunal de Familia correspondiente a su domicilio y solicitar que se cite a quien se desea demandar a una mediación. La demanda sobre aumentos, rebaja o cese de pensión de alimentos, debe presentarse ante el Tribunal de Familia correspondiente del domicilio del alimentante o alimentario, a elección de este último.  Obligatoriamente debe presentarse la demanda con el patrocinio de un abogado, para eso debes contactarnos.